Archivo de la etiqueta: HEMORROIDES INTERNAS

¿Qué son las Hemorroides?

Las hemorroides son definidas como una tumoración en los márgenes del tracto rectal o márgenes del ano, generada por la presencia varices de su correspondiente plexo venoso. Esto se traduce en la presencia de venas dilatadas en el ano o en el recto. Es una situación normal que las venas en el ano experimenten cierta hinchazón durante la defecación, sin embargo, la diferencia con las venas normales, es que las hemorroides se encuentran dilatadas de  una forma permanente.

Cabe señalar que aproximadamente uno de cada dos adultos mayores de 50 años padece de hemorroides, donde el estreñimiento y la baja de tono de los tejidos son considerados como las causas principales.

Los síntomas de las hemorroides son fácil de reconocer, se presenta una comezón alrededor del ano, así como la presencia de molestias al sentarse, sangrado cuando se va al baño y la sensación de que el recto se hincha. Una crisis de hemorroides, generalmente dura pocos días y los síntomas desaparecen más tarde.

Existen dos tipos de hemorroides:

  • Hemorroides externas: Son las que aparecen debajo de la piel en el orificio anal. Pueden presentar hinchazón en la región del ano. Son más sensibles que las hemorroides internas, debido a la presencia de fibras nerviosas sensoriales en esta zona. En las hemorroides externas existe un mayor riesgo de coágulo sanguíneo que en las hemorroides internas.
  • Hemorroides internas: Son las que se forman en el ano o en el recto inferior. Presentan una pequeña protuberancia y se clasifican de acuerdo a su etapa de desarrollo. Pueden pasar de un nivel a otro si no se hace nada para frenar el desarrollo.

Las personas que padecen de hemorroides pueden aliviar la sintomatología con diversos cuidados caseros y, de ser necesario, con la presencia de medicamentos que se encuentran disponibles sin receta médica. Llegado el caso cuando las hemorroides generen dolor o molestia casi permanente, se deberá considerar un tratamiento médico.

Cuando ya el malestar se ha convertido en un dolor intenso, puede ser señal de que se ha formado un coágulo de sangre en una hemorroide, esto es considerado como trombosis hemorroidal, y aunque es doloroso no es peligroso, los síntomas desaparecen de una a dos semanas utilizando analgésicos y ablandadores de heces. En otros casos, puede presentarse una ulceración, esto puede llevar a la presencia de una anemia por la pérdida de sangre.

Finalmente, se recomienda consultar a su médico de confianza en caso de sangrado anal, sobre todo si es muy intenso, ya que puede tratarse de otro tipo de enfermedad en la región anal.