ALMORRANAS SINTOMAS

Si tienes la sospecha de tener almorranas, debido a la presencia de algunas molestias que están apareciendo en tu cuerpo te conviene saber cuáles son los principales síntomas para que así deje de ser una sospecha y tomes medidas al respecto.

Conocer los principales factores de riesgo también ayuda a relacionar los síntomas de las almorranas, es decir si reconoces los factores y presentas síntomas es posible que sea la presencia de una o varias almorranas. Dichos factores son: estreñimiento crónico, malos hábitos alimenticios, poca o casi nula actividad física y estrés. Además si presentas un cuadro de diabetes o el síndrome de intestino irritable, podría generarse la presencia de almorranas.

Cabe señalar que los síntomas de las almorranas dependerán del tipo de almorrana que esté presente en tu cuerpo.

Las almorranas de tipo externo generalmente causan una constante picazón en el ano, también están presente el sangrado, el ardor y la irritación después de las heces, pueden llegar a ser muy dolorosas y encontrarse hinchadas e inflamadas. Este tipo de almorranas son la causa común del sangrado presente en la defecación, aunque cabe señalar que el sangrado es generalmente bajo y se percibe un poco en la ropa interior o en el papel higiénico. Y aunque el dolor en la zona anal no indica necesariamente la presencia de almorranas, por lo general acompaña su complicación, que puede ser una trombosis interna o externa dependiendo de la ubicación de los vasos sanguíneos que están afectados.

Cuando no existe presencia alguna de dolor, pero aparece algo de sangre color rojo brillante luego de una evacuación, puede ser indicador de la presencia de almorranas internas, esto sucede porque la sangre no se mezcla con la materia fecal. Si se trata del primer sangrado es ampliamente recomendable que consulte con su médico de confianza para confirmar si se trata de la presencia de almorranas internas. Además puede suceder que el sangrado continúe y si no se detecta a tiempo puede generar otra condición como la anemia.

Preste especial atención si siente dolor en el ano durante más de una semana, o en la pérdida de sangre que va acompañada de debilidad, mareo o infección. Toda la sintomatología ha de ser reportada al médico. Es de mencionar que si se trata de niños menores de 12 años, es recomendable llevarlo al médico de manera inmediata ante la presencia de síntomas de almorranas.

Si se presenta una hemorragia menciónalo a tu médico, quien puede revisar para clasificar el tipo de almorrana a tratar con respecto a su posición anatómica. Generalmente el médico envía otro tipo de estudios para ver si no se trata de otra enfermedad.

Esta entrada fue publicada en ALMORRANAS, HEMORROIDES y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>